Estudios Bíblicos

Estudios Bíblicos · 24. diciembre 2019
El principio de Sola Escritura proclama que la Biblia es la “autoridad final o la corte de última apelación en todo lo que afirma (o implica)”. Este fue un principio que los reformadores levantaron junto con el principio de Sacra Scriptura Sui Ipsius Interpres que significa: las Sagradas Escrituras son su propio intérprete.