· 

Juan el bautista ejemplo de predicación - Devocional Enero 21


Lectura semanal - Evangelio de Mateo capítulos 2 al 4


Texto del día


"En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea,  y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. [...]  Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados." (Mateo 3:5-6)


Por Benito Montas

 

Es indudable el deseo de los judíos del tiempo de Juan de tratar de cumplir con todo lo que Dios les exigía, pero muchos de ellos sabían que aun con todo lo que tratarán estaban llenos de pecado, y cuando Juan se presentó como profeta llamando la atención al pueblo de Israel, quienes debían prepararse para la llegada del mesías, muchos escucharon.

 

El trabajo de Juan era ir preparando a la nación para que entendieran que eran pecadores y se volvieran de sus pecados a Dios y que rogaran por un salvador que verdaderamente los sacara de su abismo de pecado. Aunque este fue el caso de muchos, la gran mayoría no aceptaron ni las palabras de Juan, ni al propio Hijo de Dios, Jesucristo.

 

Jesús presentó el evangelio, las buenas nuevas, pero para que estas fueran buenas noticias, la nación debía saber cuales eran las malas, Juan el Bautista inició ese trabajo. Sin embargo, el orgullo de muchos, principalmente de los fariseos, escribas y saduceos, les hacía imposible aceptar que Dios traería la reconciliación de su pueblo a través del mensaje de estos hombres simples, en principio de Juan y luego de Jesucristo y sus discípulos.

 

Hoy estamos llamados a predicar un mensaje que no es del agrado de la mayoría y de la misma forma que la mayoría rechazó a Juan, muchos nos rechazan a nosotros hoy, esto aunque nos desanima un poco, no nos detiene, pues al igual que en el tiempo de Juan, los que son del Señor vendrán a él cuando escuchen su llamado, y serán muchos los que se arrodillaran ante Dios confesando sus pecados y rogando a Dios por el Salvador, Cristo Jesús, nuestro Señor.


Compártelo en tus redes Sociales: