· 

UN CORAZÓN DOMINADO POR LA FE


Las cosas de esta vida no nos presentan nada seguro, los hombres podemos intentar proyectos, planear cosas, que tal vez no se realicen, sin embargo, la fe puesta en la persona correcta, Jesucristo, no nos defraudará, más aún, recibimos bendiciones y la vida eterna. Es por eso que la Fé debe ser el elemento influyente en el corazón de los hombres, para ser guiados por el Espíritu Santo durante toda su vida presente y la vida eterna.



comparta en sus redes sociales: